Jesús Corro Ferrer hizo muchas obras artísticas y públicas con su gran ingenio. Este poblano distinguido inauguró una fuente, que por nombre lleva “La china Poblana”, el día 24 de septiembre de 1971.

Esta pieza se distingue por su gran tamaño y sus colores poblanos. A las orillas cuenta con figuras en forma de flor y parece tener otra fuente por dentro, lo cual la hace ver espectacular. Justo en la cima está la china Poblana que, según su historia era una mujer extranjera que fue esclava por muchos años de su vida, hasta que uno de sus amos la adoptó y le dio educación. En su adolescencia ella viajó a América y se casó con un hombre en Puebla y, desde entonces, ella permaneció ahí. Reluciendo su belleza y sus coloridas e inigualables vestimentas.

Así, la figura de esta mujer está en la cima de la fuente y le da un toque especial

Si visitas Puebla, date una vuelta por la fuente y experimenta esta bella experiencia estética


blog
75%
blog
85%
blog
75%
blog
75%
blog
75%
blog
75%